Inicio > General > Escuela hiperactiva.

Escuela hiperactiva.

Decíamos ayer que la bandeja cabreada estaba que echaba humo, pues este correo también entró a eso de las 8 de la tarde:

Hola te envío esta reflexión realizada por un compañero de mi colegio para que si lo crees conveniente lo publiques en tu blog. He hablado con él y está de acuerdo en que se difunda.
No sé que política de imágenes llevas en tu blog, por ello no te envío ninguna extraída de Internet para adornar el artículo.
Saludos
Carlos Remacho Cabello

 

ESCUELA HIPERACTIVA                                                            Junio de 2.011

No toda la memoria que atesoramos está activa. Hay una parte, la menos funcional, que se agazapa en nuestro inconsciente dormido y descansa allí sin desaparecer. Esto es un hecho científico bien conocido y que motiva, por ejemplo, toda la terapia psicoanalítica de la introspección. Sin embargo, sin necesidad de recurrir al buceo clínico, esta memoria antigua y dormida, también se nos revela con la complicidad de la edad. Se sabe que en la vejez se debilitan las memorias de corto y medio plazo, dejando aflorar recuerdos lejanos que ni siquiera se tenían por vividos. Yo estoy llegando a esa edad provecta en la que me empiezan a llegar mensajes del pasado que, bien por despreocupación biográfica, bien por desconocimiento, en todo el tramo afanoso de mi vida no había advertido o ignoraba.

Una de esas improntas resucitadas es la experiencia de mi etapa escolar. La experiencia, realmente, fue corta porque apenas estuve tres años, pero rememoro de ella un tiempo de recogimiento con mi maestra, en un ambiente sereno que no era perturbado por nada ni por nadie externo al aula. Entrar en clase tenía el mismo sentido que acceder a un santuario, con su dimensión de paz y silencio que vivíamos, a partes iguales, alumnos y profesora, sin ruidos ni otros intrusismos. Sólo recuerdo ventanas abiertas, zumbidos de insectos , cantos de pájaros y el perfume de mi maestra. Teóricamente sé que el protocolo de mi época exigía levantarse cuando alguien visitaba el aula, pero no recuerdo haberlo hecho nunca. Tal era la importancia que se daba a la limitación de estímulos espurios para favorecer la concentración académica.

Hoy, en las aulas del siglo XXI, se ejerce la antítesis perfecta de aquella escuela de mi infancia. Es tal el bullicio interior y exterior (colegio entero) que difícilmente se dispone de una pausa para el reposo reflexivo, en la inmensa mayoría de la práctica educativa pública que conozco -la privada la desconozco-. Enumero algunos de los lances habituales y cotidianos:

Alumnos que acuden excitados desde el inicio del día. Padres que los escoltan desde la fila hasta dentro del aula. Padres pululando masivamente por el Centro a primera hora y presentes a cualquier hora del día y lugar. Griterío intemperante de los alumnos cada vez que recorren los espacios comunes. Imposibilidad del profesor para imponer, individualmente, hábitos de conducta comedidos, sin leyes institucionales que lo respalde ni plan orgánico que lo auspicie. Pupitres deshabitados buena parte de la jornada, con sus ocupantes orbitando o desorbitando por la clase, en proceder errático. Materiales didácticos maltratados y presentación descuidada del trabajo escolar, sin solución de continuidad en la cultura del esmero, porque el tiempo necesario para el primor se invierte en interactuar con todo el entorno. Despilfarro de medios, sin réditos alícuotos al gasto en fotocopias y fungibles que se les proporcionan a los alumnos. Absentismo e impuntualidad sostenidas por las leyes administrativas (los Servicios Sociales no pasan de una amenaza retórica, puesto que ellos tampoco disponen de medidas disuasorias contundentes). Rosario de fiestas, celebraciones y viajes, que deja exhausto al profesorado y, a estas alturas, causan poca mella en los niños, precisamente, por su carácter reiterado. Sucesión, hora sí, hora no, de especialistas que alternan sus distintos esquemas pedagógicos. Y, como sucede en las escuelas bilingües, profesores adjuntos de inglés que desarrollan media asignatura del Conocimiento del Medio y de las Matemáticas; sin olvidar a los lectores extranjeros que, igualmente, se cuelan en el aula. Para rematar la campaña de enajenación oficializada, el allanamiento del aula con maestros de apoyo, de Pedagogía Terapéutica y otros por añadir. Cada cual con su maniobra particular. Un verdadero camarote de los hermanos Marx.

En definitiva, un torbellino de estímulos incontrolados que dañan, no sólo el proceso de enseñanza-aprendizaje, sino los recursos cognitivos mismos del alumno; ya que, hay que mencionarlo, la inteligencia se mide básicamente por tres capacidades, a saber: lenguaje, memoria y atención. Quién demonios puede abstraerse de ese circo de distracciones que es hoy el aula y, por ende, la escuela. Los niños que son capaces de marginar un porcentaje de estímulos extraños, tienen más papeletas para salir adelante, pero nunca con el máximo de su rendimiento real. Yo mismo hubiera fracasado en un sistema semejante. Respondo a una personalidad biológica “en alerta”, que me impide el aislamiento completo; es decir, cerrar mis canales sensoriales a voluntad. Como no lo puedo hacer desde dentro, necesito que se provea desde fuera las condiciones de silencio y quietud que requiero para concentrar mi atención. Imagino que lo que me pasa a mí, es un patrón bastante compartido por la biología humana. La prueba es que en las bibliotecas se ha exigido inveteradamente mutismo absoluto. Aunque ya llegará algún pedagogo clarividente que predique que las bibliotecas deben sembrarse de dinamismo para sacarlas de su aburrimiento clásico. Al tiempo.

Alguien puede criticarme que la escuela de mi tiempo era una tumba y que reprimía el pálpito inquieto de la infancia, pero hay que recordar que una escuela, por definición, es un espacio de formación intelectual y física. Eso, o se hace en el sosiego, o no hay tal.

En cualquier caso, la escuela de hoy no está en el equilibrio equidistante; está instalada, por el contrario, en el extremo exaltado. Es una escuela TDHA (hiperactiva y con déficit de atención). Y no hablo del porcentaje creciente de este trastorno entre los alumnos, hablo del sistema escolar entero, por culpa de la condensación funcional, por un lado, y la diseminación de los límites educativos, por otro.

Tutor es quien personaliza una tutela. Pero en la escuela que tenemos, el tutor pierde esta valoración en favor de algo cercano a “encargado”. Apodera al alumno y lleva el creciente papeleo que cada uno genera. Registros (físicos e informáticos) y a distintos niveles; evaluaciones duplicadas; informes de diferente laña; protocolos; programas de sondeo que anexan su correspondiente asiento de marcas y puntuaciones en el expediente; adaptaciones curriculares, en los casos que procede; programación de aula, de ciclo; planes específicos; proyectos institucionales, proyectos pedagógicos (intercentros, de Centro, de maestro con su aula, de maestro con un grupito, de maestro con un niño -esto último no me consta todavía, aunque la tendencia se apunta-)…

El tutor, también imparte enseñanza, claro, pero su cabeza no está centrada en su aula. Tiene que vagar por las sustituciones o los apoyos que le toca, el papeleo citado, la coordinación con el ingente equipo docente, las actividades no curriculares propias, inducidas o compartidas, otras responsabilidades del Ciclo y del Centro, intercambios de aula, presentación (no representación) en algún órgano colegiado, coordinación o miembro de un grupo de trabajo, coordinación o miembro de un proyecto, memorias, autoformación, etc.

Por otra parte, está el organigrama del Centro junto a una procelosa clasificación técnica de personajes y responsabilidades. Sólo con el mal llamado Plan de Atención a la Diversidad, hace falta un mapa conceptual y un vocabulario “ad hoc” para desembrollar semejante galimatías. En fin, un diseño folletoso de principio a fin.

Sin embargo, la materia prima de una escuela son los niños. Y enseñar a un niño es menos complicado que la burocracia que, involuntariamente, crea ese niño, merced a la desbocada incontinencia de los tecnócratas educativos y el quimérico arquetipo de escuela que perpetran.

La premio nobel Wangari Maathai (doctor en Biología) tuvo su escuela debajo de un baobab, en su Kenia natal. Ese fue, sin duda, el origen de la escuela: alguien, a la sombra protectora de un árbol, transmitía a los convecinos sus descubrimientos sobre el medio natural. La escuela debe ser sencilla, los saberes es lo único que pueden ser complejos. Por el contrario, en la enseñanza que tenemos hoy, los saberes rebajan su complejidad en la medida que se complica la escuela. Se aprende poco pero se mueve demasiado. Pues eso, TDHA.

Paco Botella. CEIP “Cardenal Belluga”. Motril

Anuncios
  1. Pablo A
    30/06/2011 en 7:21 AM

    Desde luego, lo que mas le sorprende a los profesores extranjeros, que visitan las aulas del territorio comanche, es el grado de indisciplina, falta de respeto y educación que impera. Nosotros estamos acostumbrados.La ausencia de los protocolos de urbanidad. Esto es que es así.
    Yo he comprobado, cuando le he dado clase a hijos de inmigrantes, a los mayores, recién llegados, que me trataban con un respeto máximo. Sin embargo, los hijos pequeños, educados a la española, eran lo contrario. Intratables por desagradables. Pobres
    Igual es que esta sociedad se decanta de forma natural hacia la barbarie, y no hacia la instrucción.

  2. Berti Wooster
    02/07/2011 en 12:31 PM

    Un artículo magnífico y totalmente de acuerdo con Pablo en su comentario. Yo también he constatado en mi experiencia profesional lo que ocurre con los hijos de inmigrantes recién llegados y la relación con sus padres, añado , que tras pasar una temporadita en el sistema escolar nuestro los ves transformarse paulatinamente del respeto al profesor , al valor del estudio y al cumplimiento de las normas , pasando o no por la fase del desprecio y el ninguneo al profesor hasta la agresión verbal y actitudinal . Es muy triste ver que traen buenos valores y aquí con nuestra estupidez y mal entendida progresía se los estropeamos.

    Es muy triste verlo venir y no poder hacer nada por evitarlo. Yo también lo he vivido y me he sentido muy sola e impotente en la lucha para prevenirlo y he sufrido las consecuencias lógicas de dicha falta de prevención.

    Mal de muchos…

  3. 03/07/2011 en 1:29 PM

    Hola, soy otra profesora cabreada, me alegra encontrar foros que nos den cabida. Los problemas de disciplina se agravan en mi caso por dos factores principales: que imparto música, materia por desgracia bastante mal considerada en nuestro país, y que soy ciega.
    Sobre mi experiencia docente y uno de mis cabreos hablo en las primeras entradas del primero de los dos blogs que os remito:
    http://viviraciegas.blogspot.com
    http://toelzerknabenchor.blogspot.com
    ¡Pero por fin vacaciones! A disfrutar, compañeros.

  4. ESGOL
    02/09/2011 en 7:43 PM

    Muy buenas a todos. Espero que no os estén atizando demasiado duro con el nuevo ROC.

    Os invito a consultar el último derroche publicitario de la Junta, http://www.juntadeandalucia.es/educacion/portal/com/bin/Contenidos/PSE/participacion/guiasfamilias/guias/1314946974973_secundaria.pdf, que será repartido a cada padre en una edición impreasa multicolor de gran calidad. Es sumamente interesante como se han puesto en el pellejo del tierno adolescente, que en primera persona solicita la ayuda de sus papás, los cuales tendrán un huequecito en las páginas 27 y 28 para apuntar el teléfono y el correo electrónico del tutor de sus hijos, por si interesa llamarle un domingo para realizar consultas-solicitudes-exijos.

    Bueno, imbecilidades aparte, tenía curiosidad por preguntaros si sabéis de papelerías que no admiten cheque-libros-que-se pagarán-en-mayo. Yo ya conozco dos. Me he visto tentado a subir la foto del cartel en cuestión, pegado en la puerta de una de esas papelerías, pero me he vuelto sumamente perezoso; cada vez me parezco más a uno de esos sindicalistas de salón que juran salvarnos la vida desde su despachito con calefacción (si sale de casa).

    Mucho ánimo para todos en este nuevo curso que afrontamos, especialmente para todos los compañeros de Madrid. Suerte.

  5. ESGOL
    02/09/2011 en 7:51 PM

    ¡Coño, que me acabo de dar cuenta! ¡SEGURO QUE NOS VAN A DAR A CADA TUTOR UN MÓVIL DE EMPRE(JA) Y UNA CUENTA DE CORREO!

  6. Pepe
    04/09/2011 en 10:19 PM

    Normal que no acepten los cheques. Viendo la que se ha liado en Castilla-La Mancha, con las farmacias y la administración sin pasta para hacer efectivas las recetas, las papelerías deben estar pensando que no van a cobrar los cheques libros.

    El única correo que hay que dar es el mail de la secretaría del centro, ni tengo motivos para abrirme uno ni puedo asumir responsabilidad alguna bajo la ley de protección de datos. ¿Qué pasa si un padre decide denunciarme porque los datos de su tierno infante pasan por una empresa privada sin su consentimiento? Seguramente la administración acuda en mi defensa para bajarme el sueldo otra vez o para declarar delante de los padres que trabajo poco.

    Lo mismo ocurre con el teléfono, el único que puedo proporcionar es el del centro. Y si insisten les puedo dar el del chiquitito del cortijo andalú.

    Yo por ahora sigo insistiendo en mejorar mi inglés para convertirme en un profesor excelente… y poder irme a un país donde me lo paguen si siguen los recortes. A ver si llegamos a tener como en Gran Bretaña falta de especialistas en determinadas asignaturas, que se cubren a duras penas con extranjeros, y les damos la razón a todos esos que gritan “Si no te gusta lo que hay vete”.

    No solo llevamos años con el sueldo congelado, no solo nos bajan un 7%, no solo me pagan un mes menos de media que a otros grupos A1. Ahora resulta que los políticos nos arrojan a los perros diciendo que solo trabajamos dieciocho horas. Y encima los asnos de la masa analfabeta embisten sin pensar.

    Resulta que los muy imbéciles no se dan cuenta de que para completar ese cupo de horas lectivas al profesor le pueden endosar dos horas de música sin ser especialista de esa materia. De que al niño le de clase un profesor no especialista por imposición ni se preocupan.

    O que al reducir el número de profesores por centro al agotar el límite de horas aumenta el número de alumnos por clase. Que haya treinta alumnos, incluyendo un sindrome down, dos rumanos que no hablan el español, tres repetidores que pasan de lo que les digas y dos gamberros reventándote la clase y el resto con un nivel para llorar no les supone problema.

    • Pablo A
      04/09/2011 en 10:49 PM

      Resumiendo, que hasta el mas necio de nuestros políticos, así como los mamases y papases, saben que Messi o Casillas no trabajan 90 minutos a la semana. ¿Pero que podemos hacer contra la iniquidad de nuestros dirigentes o la estupidez y envidia del maravilloso y culto pueblo español?. Poca cosa, todo esto son técnicas inquisitoriales, primero desprestigiar, y luego destruir. Por mi vale, doy las relaciones por rotas. Condios.!!!
      Dejé de votar al PSOE por haber destruido el sistema educativo español, jodida Logse, y sobre todo por haberme perjudicado a nivel personal y profesional. Y es que a nadie le gusta que lo degraden.
      Y ahora he decidido no votar al PP por perjudicarme con el tema de las 20 horas. Comprendo perfectamente la crítica situación nacional, pero pienso en mis compañeros interinos, y por que estoy harto de estar harto de que los profesores seamos la percha de los palos. ¡ Que imaginativos!. Mi altruismo no da lo suficiente como para seguir poniendo el culo.
      Un voto menos, el mio, y supongo que el de muchos profesores. Y voluntarismo cero, CERO PATATERO, a partir de ahora. Que mas da , si somos, según ellos lo peor de lo peor. Nos está bien empleado por el sobreesfuerzo no agradecido realizado hasta la fecha. Voluntarismo cero. ¿Cabrones y apaleados…?

  7. ESGOL
    07/09/2011 en 8:32 PM

    Esperanza mató la esperanza. Silecio en los claustros, depresión. Solo queda esperar.

  8. Marat-Sade
    07/09/2011 en 11:02 PM

    Las encuestas dan al PP ganador en Andalucía por primera vez. ¿Eso es lo que esperamos? O ¿más bien estamos Esperando a Godot? (=Arenas trasunto de Esperanza). Con la tijera tris-trás tras el traje casposo (Camps-oso?) y la culpa la tienen los de antes, mire ustez. Mire a Castilla la Mancha.

    Camino de España, camino de flores,
    q’a mí no me’ngañas, q’a mí no me jodes.

  9. anónimo
    14/09/2011 en 9:28 PM

    Nada de que sólo queda esperar: ¡en nuestras manos está! En nuestras manos las huelgas y las movilizaciones. Y ahora con los resultados de la OCDE que dejan de manifiesto tantos errores que han cometido ellos.
    Y en nuestras manos está también con las elecciones a la vuelta de la esquina.
    Yo no sabía a quién votaría este año, con tanto sinvergüenza suelto, pero lo que sí tengo claro ahora mismo es quien no quiero que gobierne y se vuelva loco con la tijera (y empezando, eso sí, por los de abajo).
    ¿O nos vamos a dejar que hagan con nosotros lo que quieran como en la canción de Patxi Andión?
    Afortunadamente son otros tiempos y en nuestras manos está.

  10. Pablo A
    14/09/2011 en 11:08 PM

    Sinceramente, me sorprende esta torpeza estratégica del Partido Popular, y que yo creo que le puede costar la mayoría absoluta, al menos en Andalucía. No se cuantos profesores existen en Andalucía, (de momento no se han metido con los maestros……), pero quizás somos cientos de miles, y si nos apoyan la propia familia, cualquiera puede caer en el efecto. Se podrían haber esperado. Siempre pasa lo mismo. Arenas, ponga orden….
    Ahora sólo falta que algún dirigente popular de Castilla, salga mencionando la pereza andaluza, el Per, que nuestros alumnos están por debajo de los suyos, que si patatín , que si patatán. Y el daño ya estará hecho. El PSOE maneja, desde el 28 F, el agravio comparativo como nadie. Venden la moto mucho mejor que el PP. Que no saben.
    Yo tenía decidido mi voto a favor del PP, pues soy anti-Logse, y anhelaba la caída del régimen, y la entrada de aire fresco. Y comulgo con los principios del liberalismo, y me opongo al socialismo.
    Pero ahora no votaré al PP, simplemente porque eso me va a perjudicar a nivel personal y profesional. En esta vida cada uno va a lo suyo, y lo del sistema educativo ya no lo arregla nadie. Un voto menos, de momento.
    Ni siquiera el PP habla de sistema de enseñanza, o sistema de instrucción. No, hablan también de sistema educativo. Abducidos por la Logse. Estamos muertos.

  11. Marat-Sade
    17/09/2011 en 3:59 PM

    @Pablo A: por si fuera de tu interés, les tengo el ojo echado a estos, que me parecen una alternativa seria al PP sin ser fachas ni rancios ni señoritos; sus posturas en educación puedes verlas en youtube (no he conseguido volver a encontrar uno sobre los ROCs y los dires).

    http://www.upyd.es/
    http://www.upyd.es/contenidos/secciones/103/Andalucia


    • Pablo A
      17/09/2011 en 6:58 PM

      Estimado amigo, votar en España, casi que es misión imposible. No creo, sinceramente que el PP sea un partido de carcas, de rancios o de señoritos. De esto, la supuesta izquierda, anda bien nutrida. Del PP, me ofende, como liberal, digamos su…………… derechio…. Pelín acomplejados los veo…….
      Las rubias de las mechas, las bodas en sitios privilegiados, los “de” o “von” ficticios de sus apellidos, su innegable confesionalidad católica, o su querencia hacia el negocio de la concertada. No tranquilizan…… asustan.
      Tampoco son centralistas, republicanos o defensores de un sistema de instrucción pública, laica, científica, de calidad real, como un servidor. No los veo como patriotas españoles. Y para mi es lo primero.
      Y respecto a UPyD, creo que cojean de la pata socialista. No quiero mas cadenas en mi vida. Del socialismo franquista al del PSOE. Ya vale……………….
      De momento nos queda el exilio intrafronterizo, en espera de poder hacer las maletas.
      Pero seguiré considerando tu amable opción.

      • Marat-Sade
        17/09/2011 en 10:37 PM

        Si he podido aportarte algo, y al resto de “cabreados” (sí, los docentes ya nos salimos de lo de “indignados”, tan de moda), me alegro: sabes que es con sincero afán de aportar.
        Te matizo: “UPyD, creo que cojean de la pata socialista”. Yo más bien los veo con un progresismo sensato. Creo que están más en el centrismo liberal que en el socialismo de fórmulas agotadas.
        Y, puestos a seguir aconsejando, siempre con tu permiso, ¡faltaría más!… Lernen Sie denn Deutsch!! Arbeiten Sie in Deutschland!! …y luego nos lo cuenta, a ver si resulta que en el país de la Merkel los docentes viven mejor y sin cabreos…

  12. Marat-Sade
    17/09/2011 en 10:38 PM

    [ESTO ME HA LLEGADO POR INTERNET:]

    “Los liberados sindicales cobran el mismo salario que perciben en su trabajo; usted no.

    ESPERANZA AGUIRRE, LIBERADA POLÍTICA

    Doña Esperanza Aguirre Gil de Biedma, Condesa consorte de Murillo y Grande de España, accedió en 1976 al Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo como funcionaria de carrera. Ocupó una jefatura de servicio, el de Publicidad de Turismo de la Secretaría de Estado de Turismo donde permaneció hasta el año 1979 momento desde el que disfruta de una liberación por motivos políticos del puesto que posee como funcionaria debido a los resultados electorales.

    Actualmente desarrolla el cargo de presidenta de la comunidad de Madrid y, a pesar de ser la presidenta con más respaldo de esta comunidad con un 52,72% de los votos emitidos, el porcentaje de votantes en la comunidad de Madrid sobre el censo total fue en las pasadas elecciones autonómicas (Mayo 2011) del 67%. El salario de la presidenta, por ser liberada política, corresponde al puesto político que ostenta, que en este caso es de 91.982,40 euros anuales, mayor que el que posee el propio presidente del gobierno.

    En España las elecciones sindicales cuentan, de media, con una participación de un 90% sobre el censo total de los trabajadores en números globales en las empresas. Todos los liberados sindicales han sido elegidos democráticamente por los trabajadores/as de su empresa o por acumulo de horas de quienes han sido elegidos aglutinándose en una sola persona. Los liberados sindicales continúan con su puesto en situación de excedencia, en los mismos términos que Doña Esperanza Aguirre pero tienen el mismo salario que como tendrían como trabajadores públicos, salario que le sigue abonando la administración pública si bien no pueden disfrutar de promoción interna por no estar de manera efectiva en su puesto de trabajo.

    ¿Y habla usted, Doña Esperanza, de reducir las liberaciones sindicales? ¿Y qué dice usted de las horas políticas? ¿No las reduce? ¿Por qué no cobra usted el mismo salario que tiene como funcionaria al igual que el resto de los liberados? Venga ya!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: