Archivo

Archive for 29 junio 2011

Escuela hiperactiva.

29/06/2011 15 comentarios

Decíamos ayer que la bandeja cabreada estaba que echaba humo, pues este correo también entró a eso de las 8 de la tarde:

Hola te envío esta reflexión realizada por un compañero de mi colegio para que si lo crees conveniente lo publiques en tu blog. He hablado con él y está de acuerdo en que se difunda.
No sé que política de imágenes llevas en tu blog, por ello no te envío ninguna extraída de Internet para adornar el artículo.
Saludos
Carlos Remacho Cabello

 

ESCUELA HIPERACTIVA                                                            Junio de 2.011

No toda la memoria que atesoramos está activa. Hay una parte, la menos funcional, que se agazapa en nuestro inconsciente dormido y descansa allí sin desaparecer. Esto es un hecho científico bien conocido y que motiva, por ejemplo, toda la terapia psicoanalítica de la introspección. Sin embargo, sin necesidad de recurrir al buceo clínico, esta memoria antigua y dormida, también se nos revela con la complicidad de la edad. Se sabe que en la vejez se debilitan las memorias de corto y medio plazo, dejando aflorar recuerdos lejanos que ni siquiera se tenían por vividos. Yo estoy llegando a esa edad provecta en la que me empiezan a llegar mensajes del pasado que, bien por despreocupación biográfica, bien por desconocimiento, en todo el tramo afanoso de mi vida no había advertido o ignoraba.

Una de esas improntas resucitadas es la experiencia de mi etapa escolar. La experiencia, realmente, fue corta porque apenas estuve tres años, pero rememoro de ella un tiempo de recogimiento con mi maestra, en un ambiente sereno que no era perturbado por nada ni por nadie externo al aula. Entrar en clase tenía el mismo sentido que acceder a un santuario, con su dimensión de paz y silencio que vivíamos, a partes iguales, alumnos y profesora, sin ruidos ni otros intrusismos. Sólo recuerdo ventanas abiertas, zumbidos de insectos , cantos de pájaros y el perfume de mi maestra. Teóricamente sé que el protocolo de mi época exigía levantarse cuando alguien visitaba el aula, pero no recuerdo haberlo hecho nunca. Tal era la importancia que se daba a la limitación de estímulos espurios para favorecer la concentración académica.

Hoy, en las aulas del siglo XXI, se ejerce la antítesis perfecta de aquella escuela de mi infancia. Es tal el bullicio interior y exterior (colegio entero) que difícilmente se dispone de una pausa para el reposo reflexivo, en la inmensa mayoría de la práctica educativa pública que conozco -la privada la desconozco-. Enumero algunos de los lances habituales y cotidianos:

Alumnos que acuden excitados desde el inicio del día. Padres que los escoltan desde la fila hasta dentro del aula. Padres pululando masivamente por el Centro a primera hora y presentes a cualquier hora del día y lugar. Griterío intemperante de los alumnos cada vez que recorren los espacios comunes. Imposibilidad del profesor para imponer, individualmente, hábitos de conducta comedidos, sin leyes institucionales que lo respalde ni plan orgánico que lo auspicie. Pupitres deshabitados buena parte de la jornada, con sus ocupantes orbitando o desorbitando por la clase, en proceder errático. Materiales didácticos maltratados y presentación descuidada del trabajo escolar, sin solución de continuidad en la cultura del esmero, porque el tiempo necesario para el primor se invierte en interactuar con todo el entorno. Despilfarro de medios, sin réditos alícuotos al gasto en fotocopias y fungibles que se les proporcionan a los alumnos. Absentismo e impuntualidad sostenidas por las leyes administrativas (los Servicios Sociales no pasan de una amenaza retórica, puesto que ellos tampoco disponen de medidas disuasorias contundentes). Rosario de fiestas, celebraciones y viajes, que deja exhausto al profesorado y, a estas alturas, causan poca mella en los niños, precisamente, por su carácter reiterado. Sucesión, hora sí, hora no, de especialistas que alternan sus distintos esquemas pedagógicos. Y, como sucede en las escuelas bilingües, profesores adjuntos de inglés que desarrollan media asignatura del Conocimiento del Medio y de las Matemáticas; sin olvidar a los lectores extranjeros que, igualmente, se cuelan en el aula. Para rematar la campaña de enajenación oficializada, el allanamiento del aula con maestros de apoyo, de Pedagogía Terapéutica y otros por añadir. Cada cual con su maniobra particular. Un verdadero camarote de los hermanos Marx.

En definitiva, un torbellino de estímulos incontrolados que dañan, no sólo el proceso de enseñanza-aprendizaje, sino los recursos cognitivos mismos del alumno; ya que, hay que mencionarlo, la inteligencia se mide básicamente por tres capacidades, a saber: lenguaje, memoria y atención. Quién demonios puede abstraerse de ese circo de distracciones que es hoy el aula y, por ende, la escuela. Los niños que son capaces de marginar un porcentaje de estímulos extraños, tienen más papeletas para salir adelante, pero nunca con el máximo de su rendimiento real. Yo mismo hubiera fracasado en un sistema semejante. Respondo a una personalidad biológica “en alerta”, que me impide el aislamiento completo; es decir, cerrar mis canales sensoriales a voluntad. Como no lo puedo hacer desde dentro, necesito que se provea desde fuera las condiciones de silencio y quietud que requiero para concentrar mi atención. Imagino que lo que me pasa a mí, es un patrón bastante compartido por la biología humana. La prueba es que en las bibliotecas se ha exigido inveteradamente mutismo absoluto. Aunque ya llegará algún pedagogo clarividente que predique que las bibliotecas deben sembrarse de dinamismo para sacarlas de su aburrimiento clásico. Al tiempo.

Alguien puede criticarme que la escuela de mi tiempo era una tumba y que reprimía el pálpito inquieto de la infancia, pero hay que recordar que una escuela, por definición, es un espacio de formación intelectual y física. Eso, o se hace en el sosiego, o no hay tal.

En cualquier caso, la escuela de hoy no está en el equilibrio equidistante; está instalada, por el contrario, en el extremo exaltado. Es una escuela TDHA (hiperactiva y con déficit de atención). Y no hablo del porcentaje creciente de este trastorno entre los alumnos, hablo del sistema escolar entero, por culpa de la condensación funcional, por un lado, y la diseminación de los límites educativos, por otro.

Tutor es quien personaliza una tutela. Pero en la escuela que tenemos, el tutor pierde esta valoración en favor de algo cercano a “encargado”. Apodera al alumno y lleva el creciente papeleo que cada uno genera. Registros (físicos e informáticos) y a distintos niveles; evaluaciones duplicadas; informes de diferente laña; protocolos; programas de sondeo que anexan su correspondiente asiento de marcas y puntuaciones en el expediente; adaptaciones curriculares, en los casos que procede; programación de aula, de ciclo; planes específicos; proyectos institucionales, proyectos pedagógicos (intercentros, de Centro, de maestro con su aula, de maestro con un grupito, de maestro con un niño -esto último no me consta todavía, aunque la tendencia se apunta-)…

El tutor, también imparte enseñanza, claro, pero su cabeza no está centrada en su aula. Tiene que vagar por las sustituciones o los apoyos que le toca, el papeleo citado, la coordinación con el ingente equipo docente, las actividades no curriculares propias, inducidas o compartidas, otras responsabilidades del Ciclo y del Centro, intercambios de aula, presentación (no representación) en algún órgano colegiado, coordinación o miembro de un grupo de trabajo, coordinación o miembro de un proyecto, memorias, autoformación, etc.

Por otra parte, está el organigrama del Centro junto a una procelosa clasificación técnica de personajes y responsabilidades. Sólo con el mal llamado Plan de Atención a la Diversidad, hace falta un mapa conceptual y un vocabulario “ad hoc” para desembrollar semejante galimatías. En fin, un diseño folletoso de principio a fin.

Sin embargo, la materia prima de una escuela son los niños. Y enseñar a un niño es menos complicado que la burocracia que, involuntariamente, crea ese niño, merced a la desbocada incontinencia de los tecnócratas educativos y el quimérico arquetipo de escuela que perpetran.

La premio nobel Wangari Maathai (doctor en Biología) tuvo su escuela debajo de un baobab, en su Kenia natal. Ese fue, sin duda, el origen de la escuela: alguien, a la sombra protectora de un árbol, transmitía a los convecinos sus descubrimientos sobre el medio natural. La escuela debe ser sencilla, los saberes es lo único que pueden ser complejos. Por el contrario, en la enseñanza que tenemos hoy, los saberes rebajan su complejidad en la medida que se complica la escuela. Se aprende poco pero se mueve demasiado. Pues eso, TDHA.

Paco Botella. CEIP “Cardenal Belluga”. Motril

400 euros al mes = a 3.000 becas al año = 3.000 votos mínimo en las próximas elecciones…

27/06/2011 18 comentarios

Andaba uno degustando unas sabrosas viandas, aderezadas con el gazpacho de turno y con el soniquete del parte, como diría mi abuelo, de fondo. Cuando de repenete, como dirían los martes y 13, me he añujao, como dirían en mi pueblo, o añusgado, como dirían en Madriz si es que conocen esa palabra, al oir en la TVE 1, la de todos los españoles, la tele pública, la que pagamos con el sudor de nuestra frente o de la parte del cuerpo que sea, la noticia del día, del día de la bestia de la Junta de Andalucía, que ya no saben como mantener la poltrona y recurren a lo que llevan haciendo 30 largos años andaluces: comprar el voto con el dinero de todos.

400 euros al mes para que vuelvan al redil educativo aquellos que abandonaron la enseñanza cuando el ladrillo era oro y el libro paja…

400 euros al mes para aquellos que ya se han gastado la pasta gansa; han tenido que vender el deportivo tuneado y llevan en el paro demasiado tiempo dando la lata y la estadística…

400 euros al mes para los que tengan entre 18 y 24 años; cargas familiares y desempleo crónico.

400 euros al mes que motivarán a alumnos excelentes pero que se descarriaron por el pelotazo del ladrillo y la construcción de aquí hay un solar aquí levanto una casa y me lo llevo calentito…

400 euros al mes por 3.000 es igual a un partido socialista inmoral, obsceno y sinvergüenza que tiene los días contados, pero que canta como cisne y encanta como serpiente con el dinero que no es suyo y que nos quitarán otra vez en el próximo recorte.

400 palos a la Mar Moreno y Salada, que pasó por la conejería de Educación y que ahora nos paga y nos pega de nuevo con esta abominación.

3.000 parados menos, devueltos al redil lleno de  pastores borregos docentes y alumnos cada vez más zorros como los que ahora nos endiñan por iluminación de la Unta Anda_Lucía.

3.000 rebotados ávidos de conocimiento que harán todo lo indecible por no perder el sueldo mensual por asistir a su antigüo (con diéresis es + antiguo) Instituto, ese que dejó mofándose de todos, o que dejó porque estaba perdiendo el tiempo o que dejó porque había cumplido la edad o que dejó o más bien le hiceron dejar…por traviesillo…o disruptivo, como se dice ahora.

3.000 votos seguros, más los que vengan por añadidura de familiares y amigos y conocidos y agradecidos y no derechosos…

¿3.000 ordenadores más? Pobrecillos, habrá que regalarles uno a cada uno para que no se sientan discriminados digitalmente por el dedo de sus compañeros.

¿3.000 libros gratuitos más? Qué menos!

3.000 rebotados que conseguirán, al menos, quemarle la sangre a…5×6, 30 por 2 6 me llevo una cantidad indecente de profesores que ya están al borde de un ataque de nervios desde hace demasiado tiempo. A otros directamente no les pasará nada porque ya no tienen sangre, y de los que tienen horchata ni hablemos.

De medida pionera se califica el asunto. ¿Pionera? Y una mierda como el sombrero de un picador, de toros, claro. Esto es tan viejo como la política: comprar votos. Otra cosa es cómo se adorne y cómo se joda. En este caso la jodida es la Educación, la gran puta, con perdón a las putas, de Andalucía. La Educación Andaluza es la que se lo come todo; la que todo lo acepta sin rechistar; la sufrida; la jodida; la maltrecha; la moribunda; la tecnológica; la puta 2.0; la puta de las competencias y la calidad; la puta pionera;la gran puta dormida; la puta de la Junta de Andalucía y todos sus chupópteros que les queda poco tiempo para chupar, unos meses en que nos desangrarán hasta límites inusitados…

400 euros al mes, oiga, para 3.000 becados. ¿Crisis?, ¿quién dijo Crisis?

Y es que en la bandeja cabreada ha llegado lo siguiente, de Juan Carlos, otro docente cabreado:

Buenas tardes, querido EPC

Traigo a su atención este artículo de hoy de El País, por si constituyera material articulable como entrada en su blog, sobre esta medida que con la estivalidad y alevosía a las que ya nos tienen acostumbrados acaban de sacarse de la manga “por un puñado de votos”.

Creo que los comentarios por parte de los habituales de su blog serían bastante jugosos.

Gracias siempre por el blog EPC.

Un abrazo

REPORTAJE: Educación

Andalucía dará 400 euros al mes a los jóvenes que retomen los estudios

La medida estará lista el próximo curso para 3.000 alumnos con cargas familiares

Ayudas pioneras

Jóvenes en paro de entre 18 y 24 años podrán acogerse a la nueva beca

La comunidad andaluza registra la segunda mayor tasa de abandono escolar
http://www.elpais.com/articulo/educacion/Andalucia/dara/400/euros/mes/jovenes/retomen/estudios/elpepusocedu/20110627elpepiedu_1/Tes

La educación volverá a ser el principal eje de las propuestas que el presidente andaluz, José Antonio Griñán, lanzará en el debate sobre el estado de la comunidad, fijado para los próximos miércoles y jueves de esta semana. La Junta tiene previsto activar durante el curso que viene un plan para dar una segunda oportunidad educativa a los jóvenes que abandonaron los estudios obligatorios o posobligatorios para refugiarse en la construcción y que ahora no tienen expectativas laborales debido a la fuerte crisis que está atravesando el sector.

Para ello, se hará una convocatoria de 3.000 becas dotadas con 400 euros mensuales para jóvenes de entre 18 y 24 años que estén en el paro y que tengan además cargas familiares para que completen sus estudios de la ESO, Bachillerato, Formación Profesional de grado medio u otros estudios reglados que dejaron en su día.

“Es una medida con la que abrimos camino a esos jóvenes que abandonaron sus estudios al albur del boom de la construcción”, señaló ayer en Jaén la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, al avanzar este programa que el presidente José Antonio Griñán llevará al debate sobre el estado de la comunidad.

“Andalucía quiere recuperar el talento y las mejores opciones de futuro para estos jóvenes ofreciéndoles una segunda oportunidad”, indicó Moreno, para quien la educación va a seguir siendo “una clara prioridad” del Gobierno andaluz. Y ello, recalcó, pese a que “no da beneficios en el corto plazo, pero sí en el largo plazo”, además de ser “los pasos que tienen efectos más duraderos y profundos para la sociedad”.

A la Junta le preocupa especialmente la elevada tasa de abandono escolar de la comunidad, del 37%, según los últimos datos del Ministerio, la segunda más alta del país y sólo por detrás de las Islas Baleares. De ahí la justificación de este programa, que busca estimular a los jóvenes con una segunda oportunidad para reengancharse a los estudios que dejaron de forma prematura. Mar Moreno destacó que se trata de una medida sin precedentes en el panorama educativo nacional y es similar a las becas que se dan en la actualidad para la formación profesional ocupacional.

Esta iniciativa se une también a las llamadas becas 6.000 destinadas a evitar el abandono escolar por falta de recursos económicos de los alumnos de primero y segundo de bachillerato y ciclos formativos de grado medio.

Gracias a esta beca, los alumnos reciben 6.000 euros al año, pero para ello deben tener aprobada la enseñanza secundaria, no estar en el paro ni tener un trabajo y la renta para una familia de cuatro miembros no puede superar los 7.306 euros al año. La Consejería de Educación ha decidido aumentar de los 30 millones de euros de este curso escolar a los 56,6 millones del próximo la dotación de estas becas 6.000 tras el éxito obtenido con esta experiencia, también pionera en España.

La consejera de la Presidencia anticipó que el actual presidente de la Junta va a proponer un debate “de acciones y de respuestas”, propio del “Gobierno autonómico más activo de toda España”, en su opinión. Se trata de un debate, añadió, con respuestas para las familias andaluzas y contra el desempleo, y que huirá deliberadamente del enfrentamiento político. “La coyuntura política y económica es excepcional y, por tanto, requiere una respuesta excepcional”, precisó la consejera, para quien Juan Antonio Griñán “se va a mojar, y mucho” con propuestas que “no dejarán indiferente a nadie”. Moreno replicó también al PP, que ha pedido la dimisión de los consejeros Manuel Recio y Carmen Martínez Aguayo por su supuesta vinculación con el caso de los falsos ERE y que está calentando el debate de la comunidad lanzando acusaciones sobre la corrupción en Andalucía.

“La estrategia del PP persigue enturbiar un debate necesario para Andalucía, pero no le vamos a seguir el juego, la crispación se va a quedar en los escaños del PP”, enfatizó la número dos del Ejecutivo autonómico.

La consejera recomendó al presidente del Partido Popular en Andalucía, Javier Arenas, “que se vaya tomando una tila antes del debate para ver si de esta manera abandona su agresividad”. “Si se toma la infusión y va un poco tranquilo a lo mejor conseguimos por una vez que el Partido Popular hable del futuro del Andalucía y no exclusivamente del señor Arenas”, recalcó Moreno.

Ayudas pioneras

– Podrán recibir una ayuda de 400 euros mensuales todos aquellos jóvenes andaluces que hayan cumplido los 18 años y no sobrepasen los 24. Tienen que estar acogidos al seguro de desempleo y tener asignadas además cargas familiares. El número de este tipo de becas, pioneras en el sistema educativo español, que estarán disponibles el próximo curso será de 3.000.

– ¿Quiénes podrán disfrutar de la medida? Aquellos estudiantes que cumplan los requisitos citados y hayan abandonado los estudios obligatorios en la etapa de la enseñanza secundaria, Bachillerato, Formación Profesional de grado medio u otros estudios reglados.

– Otras becas también pioneras, las que conceden 6.000 euros anuales a los adolescentes cuyas familias quienes carezcan del mínimo económico y no tengan trabajo ni seguro de desempleo, verán aumentado su presupuesto para el próximo curso en 30 millones, que se sumarán a los 56,6 ya aprobados.

Las páginas de Educación dejarán de publicarse durante las vacaciones veraniegas. Se reanudarán en septiembre.

A lo que este EPC ha contestado:

Estimado Juan Carlos:

Fíjese usted que se me ha atragantado el bocado viendo las noticias con lo que usted me envía. Lo he visto y padecido en TVE1. Otra artimaña más, el canto del cisne se podría decir, de esta panda de sinvergüenzas que no saben cómo mantener la poltrona, que por mucho que intenten comprar votos, la van a perder sí o sí, o eso o me cambio de Comunidad Autónoma si no de País.

Tenga usted por seguro que en menos de 24 horas, por no decir en esta noche, publicaremos esta nueva jugada baja y zafia y derrochadora. Claro como luego nos lo quitan de nuestra nómina, ya mismo nos meten otro recorte, ya lo verá.

Gracias por su mensaje y por leer el blog cabreado.

Un abrazo y a descansar, que nos lo tenemos merecido sí o sí.

Beneficios de aprobar a todos en junio.

27/06/2011 5 comentarios

Hoy la bandeja cabreada está especialmente caliente, supongo que estará relacionado con las altas temperaturas que estamos viviendo y que los finales de curso también calientan los centros y las sufridas mentes docentes…

El primer correo recibido dice así:

Estimado Profesor Cabreado, le envío esto por si lo cree de interés para su publicación. Muchas gracias.

BENEFICIOS DE APROBAR A TODOS EN JUNIO:

–   Quedas bien con tus alumnos.

–   Quedas bien con los padres de tus alumnos.

–   Quedas bien con el centro.

–   Quedas bien con la Inspección.

–   Rebajas el terrible fracaso escolar.

–   Quedas ante los demás como un profesor descreído del sistema, por lo que tus compañeros te comprenden y hasta te hacen la pelota al reírse de tus gracias.

–   No tienes que preparar informes.

–   En las sesiones de evaluación no se discuten tus notas, por lo que si no asistes no pasa nada.

–   Tampoco pasa nada si faltas el día de entrega de notas, pues nadie va a reclamar la tuya.

–   No tienes que preocuparte de septiembre, por lo que no tienes ni que preparar exámenes, ni corregirlos, ni venir hasta el claustro, donde firmarás todas las actas atrasadas.

–   No tienes que hacer cursos para cosas como las Competencias Básicas, pues se nota que controlas todo eso.

–   Si el centro está en el Plan de Calidad, cobrarás más, pues habrás cumplido.

En resumen, todos te dejarán tranquilo y vivirás el esplendor de la educación y sus sistemas desde la barrera de la indiferencia.

Incluso puede que te propongan como profesor excelente y ejemplar modelo para los demás. Pues serás querido por los estudiantes, sus padres, la dirección del centro, el resto del claustro, la inspección, el delegado de educación, el consejero, el ministro…Y hasta ahí, porque como en Andalucía no habrá ningún informe PISA ni nada que se le parezca,  nunca habrá otras opiniones que corroboren esas notazas que sacan siempre todos tus alumnos (desde el que se apellida Abad hasta el Ureña famoso por la cantidad de partes puestos por quienes no comprenden al chico), independientemente del curso, nivel o etapa en que estén.

Pero, con todo lo conseguido, ¿a quién le puede importar esto?

Fermín de Pas

Contra las pruebas de diagnóstico: claustro final del curso 2011.

20/06/2011 3 comentarios

Ahora que se acerca el claustro final de curso y el merecido descanso, un último esfuerzo para irse con la conciencia tranquila o más tranquila que otras veces…

Esta iniciativa parte del sindicato [PIENSA] y nos invita a presentar el siguiente escrito en los claustros y que se apruebe y se envíe a nuestro querido “conzejero” de la chic@

ILMO SR. :

Por la presente, el Claustro de profesores del IES _______________________________________, de ____________________________________________, ante la forma en que están siendo gestionadas las actuales pruebas de diagnóstico por la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa (AGAEVE):

  1. Denuncia el anonimato de las personas que confeccionan estas pruebas. No es garantía de transparencia que la identidad de estos expertos quede velada por las siglas de una agencia. Los profesores, obligados a corregir las pruebas con los criterios de evaluación que ellos imponen, son identificables en todo el proceso de evaluación, demuestran la capacidad para ejercer su trabajo con la acreditación de la titulación universitaria requerida, con la preparación y formación constantes y, muchos de ellos, con la superación de las oposiciones y la experiencia valiosa de años de ejercicio de la docencia.
  1. Denuncia la falta de objetividad de una prueba que carece por completo de las garantías de una evaluación externa y de la utilidad de una evaluación interna. Ni es válida para comparar unos centros con otros, desde el momento en que permite la intervención en el proceso de  partes interesadas, ni sirve para que cada centro pondere sus propias dificultades, al quedar al margen del planteamiento de los objetivos y de los criterios de corrección.
  1. Denuncia el abuso laboral de imponer la corrección de estas pruebas como un trabajo extraordinario no remunerado, ni siquiera compensado con la exención de algunas de las innecesarias tareas burocráticas con que la administración viene gravando la profesión docente año tras año.
  1. Denuncia el cinismo de dirigir el foco de observación del problema educativo lejos de quienes tienen responsabilidades políticas y administrativas. La AGAEVE no quiere los datos que los profesores obtienen de la realidad cotidiana de la enseñanza. Con los resultados de las pruebas de diagnóstico la Agencia crea un falso escenario en el que aplicar medidas inútiles, para hacer que hace, que es una manera de no hacer nada y permanecer.

Por todo ello, este Claustro solicita la revisión de todo el proceso de realización de estas pruebas: su confección, la de las pautas de corrección y los criterios con los que la Administración elabora las conclusiones, así como su posible repercusión. Para ello este Claustro propone un sistema semejante al seguido en las Pruebas de Acceso a la Universidad, que son elaboradas por una ponencia conocida por todos, formada por profesionales de la enseñanza y que son corregidas por profesores voluntarios remunerados, ajenos al centro evaluado.

En ______________________________, a ____ de _______________ de 2011

EL PRESIDENTE                                  EL SECRETARIO

 

Fdo. :                                                                Fdo. :

ILMO. SR. CONSEJERO DE EDUCACIÓN DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

La iniciativa se puede encotrar aquí http://www.piensa.org.es/

Y el escrito se puede descargar aquí ESCRITO

“Hase” caloó…i

14/06/2011 1 comentario

Como casi siempre sucede en nuestra Andalucía imparable, el calor ha llegado de golpe. Este año puede que haya tardado más de lo que se espera del astro rey…pero ha llegado…y se irá bien entrado septiembre o cuando quiera.

Qué les voy a contar de los calores (y los fríos) que se pasan en la mayoría de los centros escolares andaluces, ya sean Tics, calidades, planes mil o coeducacionales…. Salvo en los despachos de los equipos directivos, las administraciones, algunas conserjerías y algunas salas de profesores, el resto de las dependencias, las clases mayormente, son una nevera o un horno.

En este caso nos vamos a centrar en el horno educativo: ese en el que los alumos gripan las pocas neuronas activas que reservan para la cosa educativa; ese en el que las glándulas sudoríparas, de docentes y discentes, se activan con fuerza inusitada; ese en el que el acto educativo se convierte en acto derretido; ese en el que el olor a humanidad se impone a los efluvios del salchichón, la nocilla y el “fuagrás”; ese, el que obliga a tener ventanas y puertas abiertas de par en par, y por las que se escapan los ruidos educativos de las clases horneadas; ese en el que, cuando el sol aprieta a partir de las 12 del mediodía, la modorra se apodera de los alumnos ya amodorrados durante el curso de los tiempos o, por el contrario, los convierte en alumnos hiperactivamente horneados e insoportablemente tolerados…No sigo que empiezo a hornearme…

Sobre el asunto opina nuestro conejero, deconejado, Álvarez de la Chica-o, por lo de la igualdad:

“Sobre los Sistemas de Climatización con todos mis respetos tengo otras prioridades. Como si llegara yo a mi casa y tuviera otras prioridades y mis hijos me pidieran algo para estudiar, no le diría que la prioridad de su padre es el aire acondicionado.”

Mandéee? Me lo explica, señor consejero de la cosa erdukativa andaluza. Más o menos se le entiende lo que quiso decir en el Parlamento andaluz y olé…o mejor no entenderlo para no tener que mandarlo a la mierda…¡A la mierda! A la mierda la climatización de los centros andaluces…

(Silencio)

¡verdad que no!

(silencio)

Tenemos otras prioridades

(Silencio)

No vamos a poder abordar eso. Se lo digo sinceramente

(silencio)

“Puede resultar en un momento como este, no sé si exagero, que es una frivolidad.”

Así contestó el conzejero, con z de…

Claro en este momento no se puede abordar este asunto, pero sí se puede despilfarrar el dinero público en ordenadores para todos, sean necesarios o no, tengan o no tengan los alumnos los suyos propios. Sí se puede despilfarrar en libros gratis para todos, lo necesiten las familias o no. Sí se puede despilfarrar en planes de calidad con los que se compran profesores y se callan bocas y suspensos. Sí se puede recortar el sueldo de los docentes para todo esto y lo que no es esto…una lista interminable. Pero para mejorar las condiciones donde los alumnos tienen, en teoría, que aprender…aunque sean competencias asquerosas, no, para eso no. Y menos en estos momentos. Como si el calor, o el frío, fuera cosa de ahora y se hubiera unido a otro de los males de la crisis.

Finlandia es el ideal educativo (para lo que les interesa,claro) de nuestros dirigentes y teóricos pedagogos y psicólogos. No me imagino a los finlandeses con bufandas y gorros y guantes dentro de sus clases ni en sus centros escolares. Y si en Finlandia tuvieran “la caló” que sufrimos en periodo escolar por estos lares, tendrían además de calefacción, aire acondicionado y centros climatizados…Pero claro, esto no es Finlandia y nuestro consejero, aunque lo parezca en sus declaraciones, no habla finlandés.

– Yo ser águila de la chica, jau, conejero andaluz por la grasia del gañán. Yo estar climatisado en tipi torretriana, a indios docentes y alumnos cheyenes que les den por donde toro sentado. CEJAu!

Dedicado a vosotros, docentes y alumnos horneados.

Dedicado a águila de la chica, por si sobrevolara este espacio…

Esta entrada está inspirada en http://www.fasecgt.org/spip.php?article13352

I.E.S. Trafalgar: la alumna copiona y la inspectora burlona.

12/06/2011 38 comentarios

El caso es que en la bandeja cabreada ha llegado el siguiente caso:

Escrito del Claustro del I.E.S Trafalgar…

ILMA. SRA. DELEGADA PROVINCIAL DE EDUCACIÓN:
Durante la semana pasada surgió en nuestro centro un problema relacionado con una alumna de 2º de Bachillerato, en el que se detectaron indicios de que había copiado durante la realización de exámenes en las asignaturas de Historia del Arte, Historia de la Filosofía y Economía. Los hechos se pusieron en conocimiento del director del centro por parte de las profesoras de Historia del Arte e Historia de la Filosofía, no solo por afectar a tres asignaturas simultáneamente, sino porque la alumna ya había incurrido en el mismo tipo de faltas en otras ocasiones y existían sospechas de que pudiera haber involucradas otras personas y haberse utilizado un dispositivo técnico de escuchas externo al aula.
Ante la gravedad de los hechos el director, en el ejercicio de las funciones que le otorga el artículo 72 del DECRETO 327/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria, en particular la letra g) del apartado 1, inició un procedimiento para recabar la información
necesaria que esclareciera lo ocurrido. En ese sentido la alumna fue convocada a una reunión para el día 25 de mayo en la que también estuvieron presentes dos profesoras . Dado que la propia alumna reconoció que había copiado en los exámenes de esas dos asignaturas, si bien negando que lo hiciera mediante el sistema antes referido, la decisión que finalmente se tomó fue la repetición de cada uno de los exámenes. Esta decisión respondía tanto a la buena voluntad del profesorado, para evitar que la alumna se pudiese ver perjudicada en su evaluación final ordinaria, como a la necesidad de que se produjese un aprendizaje por parte de la alumna, es decir, fue también un acto educativo que podía ayudar a resolver el problema dentro de los parámetros del diálogo y la resolución pacífica de conflictos.
El jueves 26 de mayo la madre de la alumna manifestó su protesta al director del centro, dado que su hija había sufrido el día anterior un ataque de ansiedad, corroborado por un médico de la localidad. Asimismo, la madre se negó a que su hija hiciera los exámenes correspondientes, ante lo cual el director le volvió a ofrecer la posibilidad de hacerlos el lunes siguiente y la necesidad de que se hicieran antes de la evaluación, que era la tarde de ese lunes. El día 27 la madre se dirigió a la Delegación de Educación en Cádiz, entrevistándose con la inspectora de zona, que comunicó al director la decisión de paralizar la realización de los exámenes previstos, por considerar que se había cometido una coacción a la alumna y no existían pruebas de las supuestas irregularidades. El lunes, 30 de
mayo, la inspectora se reunió individualmente con las dos profesoras afectadas, y les indicó verbalmente que debían poner la calificación como si no hubieran ocurrido los hechos que habrían llevado a la repetición de los exámenes.
El mismo lunes día 30 de mayo, después de la entrevista con la inspectora, una de las profesoras se vio obligada a ausentarse del centro y acudir a un centro médico donde se le diagnosticó un ataque de ansiedad, decidiéndose de inmediato su baja laboral.
Ante los hechos ocurridos y conscientes de la trascendencia y gravedad que tienen, queremos manifestar lo siguiente:
1. Consideramos que el procedimiento seguido para recabar información ha sido respetuoso con el derecho que asiste a la alumna, que tiene 20 años de edad, y se inscribe dentro de las actuaciones que a lo largo del curso se llevan a cabo en el centro para resolver los distintos conflictos que van surgiendo día a día.
1. Consideramos que ha habido una interferencia en la autonomía que tienen los centros educativos y el propio profesorado para actuar sobre los conflictos que afectan tanto a la convivencia y, en este caso, también a la garantía de que los actos pedagógicos discurran dentro de la limpieza y corrección necesarias.
1. Las decisiones tomadas por la inspectora, lejos de tener una lectura educativa positiva, sientan un precedente que tiene y puede llegar a tener aún más consecuencias negativas. Lejos de una intervención mediadora, como se recoge en el apartado 3 del artículo 21 de la ORDEN de 13 de julio de2007, por la que se desarrolla la organización y el funcionamiento de la inspección educativa de Andalucía, lo que ha habido es una imposición de su autoridad que no
concuerda con los valores democráticos de diálogo y resolución pacífica de los conflictos, y que constituye una comisión de falta grave, según se recoge en la letra b) del artículo 7 del REAL DECRETO 33/1986, de 10 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios de la Administración del Estado.
1. Consideramos que se ha producido un ataque a la dignidad profesional de las profesoras, por haberse visto coartadas en el ejercicio de su labor docente, pese a haber mostrado su buena disposición a que pudiera haber un final satisfactorio para todas las partes.
1. Por último, solicitamos a V. I. que tenga a bien arbitrar las medidas necesarias para la rectificación inmediata por parte de la inspectora, así como el restablecimiento del status quo anterior y el restablecimiento de la dignidad del profesorado afectado en este procedimiento.
Por todo lo antes expuesto, elevamos este escrito como una manifestación de protesta y de repulsa por la intervención llevada a cabo por la inspectora.

En Barbate, a 1 de junio de 2011

Bueno.

06/06/2011 8 comentarios

Nuevo mensaje con archivo adjunto en la bandeja cabreada:

Estimado Profesor Cabreado: sigo su blog con aisiduidad. Si le parece, quisiera que publicara el siguiente texto que le adjunto.
Muchas gracias.
Firmado: El pobrecito profesor

Bueno, pues estoy terminando mi primer año en un centro de educación un tanto especial y puedo decir lo siguiente:

Que ha habido días mejores y otros peores, como en todas partes.

Que el desánimo y malestar iniciales se han ido transformando en algo indefinible, aunque se parecía a estos dos estados que sentía cuando volvía del trabajo cada jornada: o muerto de risa por el absurdo de lo acontecido durante la jornada, o con un cabreo enorme por lo mismo.

Que el porcentaje de alumnos que me ha escuchado o aprendido ha sido mínimo.

Que la tasa de aprobados, a pesar de que resulte inverosímil, será máxima.

Que no veo mejoría a corto o medio plazo. Los motivos son, a mi entender, muchos: planes de estudio que les parece extraterrestres a unos estudiantes que, a su vez, parecen extraterrestres –al menos para nuestro gremio-; mezcla y heterogeneidad infinita, donde una ratio con diez alumnos necesitaría varios educadores para cada uno de ellos –desde psicólogos hasta entrenadores de conducta, pero por supuesto no un profesor de lengua y literatura, vaya cosas, si ya saben deletrear y lo demás no les sirve para nada, según afirman con vehemencia-; condescendencia total hacia el alumno, centro absoluto con poder absolutista sobre maestros, padres, sindicatos, consejeros y viceconsejeros de educación autonómicas; irresponsabilidad igualmente total de los mismos alumnos, que están en los centros sin saber por qué, y bueno, dónde van a ir si no; absentistas discontinuos, que vienen cuando les obligan asuntos sociales –bajo pena de no cobrar las ayudas acordadas- y que, con su actitud –no libros, no bolis, no folios, y eso que todo es gratis, pero tampoco traen ganas sino de hablar con los colegas- destrozan los nervios del más estoico y arruinan los pequeños avances que creíamos haber conseguido en cualquier detalle sin importancia –no tirar papeles al suelo, no levantarse sin permiso, no hacer volar las cosas por la clase, no levantarse a jugar a las peleas en mitad de la explicación?, entrar a la hora y llamando, no mascar chicle, no interrumpir a voces, normas básicas, digo yo, o a lo mejor son demasiados noes y habría que dejar este oficio y formar una banda anarquista total, que es lo que parece todo esto-

Que las clases de las que hablo no son de primaria, sino de segundo y cuarto de la ESO y segundo de Bachiller.

Que les habrías salido más barato y efectivo contratar monitores de tiempo libre que profesores: el título lo van a tener igual y con lo mismo aprendido.

Que tanto estudiar oposiciones para luego trabajar de guardia de seguridad: esas maravillosas clases a última hora empotrado en la puerta para evitar que salieran antes de que tocara el timbre; esas broncas continuas; esas prohibiciones constantes, porque todo lo que hacen es para estar prohibido…

Que lo mejor ha sido recuperar el ambiente ácrata de mi juventud, el caos en donde me muevo y el lumpen con quien convivo: me muestran una realidad alucinante.

Que entre los pobres y muy pobres hay muy buena gente, pero que no podrán jamás salir de allí.

Que entre los pobres y muy pobres también hay gentuza, es decir, mala gente.

Que los que mandan y controlan todo esto son los más malísimos, mucho peor que todo lo anterior: no olvidemos que sus retoños estudian en la privada.

Que en el mundo donde vivimos, por tanto, la cosa pública se está quedando para los pobres y muy pobres, y a nadie le importa lo más mínimo que esto cambie.

Que intentar arreglar aquello, para los profesores, es como intentar poner diques al mar.

Que la interculturalidad, la integración, la igualdad en las aulas, no son más que patrañas y palabrería hueca que rezuman en reuniones, teorías y debates felices: seis horas diarias, cinco días a la semana, nueve meses al año es lo que tenían que estar encerrados con estas doctrinas pedabobas quienes las predican junto a los adolescentes hiperhormonados y multirrepetidores que también dicen que conocen y quieren que coeduquemos –nosotros, claro, ellos tienen siempre más reuniones, teorías y debates-.

Que hace un par de días han entrado –o no necesariamente son de fuera- y quemado el coche de un profesor, encima el de educación física, con lo bien que se llevan con él.

Que el curso próximo prometo quejarme menos y ver la parte lúdica del esperpento pseudoeducativo del que participo, que sin duda lo tiene, porque esto no hay dios que lo arregle.

En definitiva, que estoy mucho más contento que cuando empecé este año a dar clases en ese centro de educación un tanto especial donde me han destinado…Aunque también puede ser que esto se deba a que ¡¡YA ESTÁN LLEGANDO LAS VACACIOOOONES!!!

Un abrazo y a disfrutar del veranito, que nos lo hemos ganado!!!

A %d blogueros les gusta esto: