Inicio > General > Bueno.

Bueno.

Nuevo mensaje con archivo adjunto en la bandeja cabreada:

Estimado Profesor Cabreado: sigo su blog con aisiduidad. Si le parece, quisiera que publicara el siguiente texto que le adjunto.
Muchas gracias.
Firmado: El pobrecito profesor

Bueno, pues estoy terminando mi primer año en un centro de educación un tanto especial y puedo decir lo siguiente:

Que ha habido días mejores y otros peores, como en todas partes.

Que el desánimo y malestar iniciales se han ido transformando en algo indefinible, aunque se parecía a estos dos estados que sentía cuando volvía del trabajo cada jornada: o muerto de risa por el absurdo de lo acontecido durante la jornada, o con un cabreo enorme por lo mismo.

Que el porcentaje de alumnos que me ha escuchado o aprendido ha sido mínimo.

Que la tasa de aprobados, a pesar de que resulte inverosímil, será máxima.

Que no veo mejoría a corto o medio plazo. Los motivos son, a mi entender, muchos: planes de estudio que les parece extraterrestres a unos estudiantes que, a su vez, parecen extraterrestres –al menos para nuestro gremio-; mezcla y heterogeneidad infinita, donde una ratio con diez alumnos necesitaría varios educadores para cada uno de ellos –desde psicólogos hasta entrenadores de conducta, pero por supuesto no un profesor de lengua y literatura, vaya cosas, si ya saben deletrear y lo demás no les sirve para nada, según afirman con vehemencia-; condescendencia total hacia el alumno, centro absoluto con poder absolutista sobre maestros, padres, sindicatos, consejeros y viceconsejeros de educación autonómicas; irresponsabilidad igualmente total de los mismos alumnos, que están en los centros sin saber por qué, y bueno, dónde van a ir si no; absentistas discontinuos, que vienen cuando les obligan asuntos sociales –bajo pena de no cobrar las ayudas acordadas- y que, con su actitud –no libros, no bolis, no folios, y eso que todo es gratis, pero tampoco traen ganas sino de hablar con los colegas- destrozan los nervios del más estoico y arruinan los pequeños avances que creíamos haber conseguido en cualquier detalle sin importancia –no tirar papeles al suelo, no levantarse sin permiso, no hacer volar las cosas por la clase, no levantarse a jugar a las peleas en mitad de la explicación?, entrar a la hora y llamando, no mascar chicle, no interrumpir a voces, normas básicas, digo yo, o a lo mejor son demasiados noes y habría que dejar este oficio y formar una banda anarquista total, que es lo que parece todo esto-

Que las clases de las que hablo no son de primaria, sino de segundo y cuarto de la ESO y segundo de Bachiller.

Que les habrías salido más barato y efectivo contratar monitores de tiempo libre que profesores: el título lo van a tener igual y con lo mismo aprendido.

Que tanto estudiar oposiciones para luego trabajar de guardia de seguridad: esas maravillosas clases a última hora empotrado en la puerta para evitar que salieran antes de que tocara el timbre; esas broncas continuas; esas prohibiciones constantes, porque todo lo que hacen es para estar prohibido…

Que lo mejor ha sido recuperar el ambiente ácrata de mi juventud, el caos en donde me muevo y el lumpen con quien convivo: me muestran una realidad alucinante.

Que entre los pobres y muy pobres hay muy buena gente, pero que no podrán jamás salir de allí.

Que entre los pobres y muy pobres también hay gentuza, es decir, mala gente.

Que los que mandan y controlan todo esto son los más malísimos, mucho peor que todo lo anterior: no olvidemos que sus retoños estudian en la privada.

Que en el mundo donde vivimos, por tanto, la cosa pública se está quedando para los pobres y muy pobres, y a nadie le importa lo más mínimo que esto cambie.

Que intentar arreglar aquello, para los profesores, es como intentar poner diques al mar.

Que la interculturalidad, la integración, la igualdad en las aulas, no son más que patrañas y palabrería hueca que rezuman en reuniones, teorías y debates felices: seis horas diarias, cinco días a la semana, nueve meses al año es lo que tenían que estar encerrados con estas doctrinas pedabobas quienes las predican junto a los adolescentes hiperhormonados y multirrepetidores que también dicen que conocen y quieren que coeduquemos –nosotros, claro, ellos tienen siempre más reuniones, teorías y debates-.

Que hace un par de días han entrado –o no necesariamente son de fuera- y quemado el coche de un profesor, encima el de educación física, con lo bien que se llevan con él.

Que el curso próximo prometo quejarme menos y ver la parte lúdica del esperpento pseudoeducativo del que participo, que sin duda lo tiene, porque esto no hay dios que lo arregle.

En definitiva, que estoy mucho más contento que cuando empecé este año a dar clases en ese centro de educación un tanto especial donde me han destinado…Aunque también puede ser que esto se deba a que ¡¡YA ESTÁN LLEGANDO LAS VACACIOOOONES!!!

Un abrazo y a disfrutar del veranito, que nos lo hemos ganado!!!

Anuncios
  1. Pablo A
    06/06/2011 en 3:15 PM

    Magnífica descripción de un ecosistema de enseñanza que apenas enseña.
    Alea jacta est. Para muchos de nuestros alumnoides,,,, ya está liá.
    Nos queda sobrevolar, evolucionar a allegados no participantes.

  2. Lola Clavero
    08/06/2011 en 1:05 PM

    El próximo viernes publico en mi blog “Las malas lenguas”
    http://blogs.opinionmalaga.es/lasmalaslenguas/ un artículo muy pertinente para el cabreo, titulado “Profesores excelentes”. Tu espacio es una verdadera catarsis, bravo. Saludos.

    Lola Clavero.

  3. El profesor cabreado
    08/06/2011 en 11:05 PM

    Estimada Lola, gracias por sus palabras y por su aportación. He intentado acceder al enlace que comparte, pero da error…¿?

    Si lo estima conveniente, puede remitir a la bandeja cabreada elprofesorcabreado@telefonica.net su artículo una vez publicado y haremos lo correspondiente para su difusión por estos lares.

    Un saludo, Lola.

    • Marat-Sade
      10/06/2011 en 3:44 PM

      A mí también me da error y ya es viernes! lo esperamos
      saludos y gracias

  4. 09/06/2011 en 12:26 PM

    Pues, qué decir?? Bienvenido al mundo LOGSE-LOE-LEA; bienvenido al mundo ESO. No desesperes y ánimo. Quizás lo más importante sea intentar hacer ver le realidad de este sistema educativo tan absurdo a quienes todavía no lo ven o a quienes se niegan a verlo.

    Saludos desde Crisis Educativa

  5. Lola Clavero
    09/10/2011 en 11:35 PM

    Si buscas en el google “Lola Clavero, Las malas lenguas”, accedes al blog enseguida. Encontraras ese articulo y otros sobre enseñanza. Me da que te gustaran. Tambien en el Pais semanal de hoy, dirijo una carta a Almudena Grandes al respecto. Estoy por seguir en la brecha y morir con las botas puestas.

  6. Sara
    12/11/2011 en 1:45 AM

    Igualico, cuasi igualico quel defunto de mi centrecico.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: